Nosotras

Somos Lali y Bea dos madres de niños bilingües que impulsadas por la necesidad de encontrar espacios en los que nuestros hijos desarrollasen su lengua materna decidimos crear Club Solete en el año 2012. En el marco de este proyecto hemos desarrollado un método con nuestros propios materiales para la estimulación de las lenguas minoritarias en niños bilingües.

A continuación encontraréis nuestra información y la de nuestras colaboradoras.

 

Lali

Mi nombre es Lali, soy de Sevilla. Soy mamá de dos niños, un perro y tres hámsteres. Desde hace algunos años me dedico a aprender cómo aprender los niños, a la pedagogía, al acompañamiento de niños bilingües, etc.

A fines del año 2012 fundé con Bea el proyecto Club Solete que me encanta y me motiva muchísimo. Disfruto mucho acompañando a niños en el proceso del bilingüismo, y ayudando a sus padres a no decaer en el camino.

Mi trabajo y experiencia con niños me despertaron en los últimos años el interés en la Pedagogía Montessori y me he formado en la AMI - Association Montessori Internationale como Guía Montessori.

Además de todo eso trabajo en Berlín en una Guardería bilingüe con niños hasta los 7 años como “Sprach-Pädagogin”.

Aparte de mi trabajo me interesa mucho la filosofía y el arte. Me gustan mucho también disfrutar de las pequeñas cosas, llenar mi casa de plantas, comer pipas, disfrutar de un buen café en compañía de algún gran amigo o amiga, ir a la montaña, viajar despacio y muchas cosas más…

Bea

Me llamo Bea y soy catalana, crecí en un mundo bilingüe y así empezó a interesarme el aprendizaje de otras lenguas y las diferentes maneras de describir la realidad.

Soy licenciada en Traducción e Interpretación, en las lenguas francés y alemán y Profesora de español y catalán, y Experta en Bilingüismo.

Como madre de tres criaturas que crecen trilingües, fue al acompañarlas en su desarrollo lingüístico cuando empecé a especializarme en la adquisición de la lengua materna de niños multilingües y en la mejor manera para desarrollarla en un contexto minoritario.

Con este propósito a finales de 2012, Lali y yo creamos Club Solete que desde entonces no ha dejado de crecer y en el que se han unido dos de mis grandes pasiones: las lenguas y los niños. 

Observar cómo aprenden y acompañarlos clase a clase, jugando y ayudándoles a abrir un poquito más la ventana de su lengua minoritaria, es una de las experiencias más gratificantes y hermosas que he podido vivir.

Club Solete © 2018 - Todos los derechos reservados